Primera Parte

Segunda Parte

Tercera Parte

Capitulo X

Publicado por IsabelGM | 19:38 | | 0 comentarios »

Después de una noche intranquila, cuando apenas el sol se comenzaba a asomar por el horizonte, sentí unos lengüetazos por toda la cara, abrí los ojos emocionada, pensando que era Jake, cuando vi el gran lobo color arena.



- ¡Seth! ¿Qué haces aquí? – Seth siguió lamiendo mi cara y comenzó a ladrar divertido –Seth ¡basta! –Dije empujándolo con fuerza, sin conseguir siquiera moverlo un poco -deja de mover la cola que estas rompiendo todo.
Alice entró, y meneo la cabeza disgustada – ¡Seth!- Grito –Vete a buscar el periódico o algo, ¡anda! -Seth se echo a reír, lo que hacia que el cuarto retumbara. Alice me empujo al baño, para que Seth se convirtiera en humano de una buena vez.

Seth era primo de Jake, e integrante de su manada. Él y su hermana Leah pertenecían a la manada donde Jake era el lobo Alfa, ellos seguían sus ordenes y le eran leales, Seth sentía un cariño especial por mi familia Vampira, por eso nos visitaba con regularidad, aunque para hacerlo tenia que atravesar corriendo (en forma de lobo, claro) todo el país de costa a costa.

- ¿Por qué esta aquí Seth? –Le pregunté a Alice en el momento en que entramos al baño.
- Jake lo mandó, no se siente seguro con los Gemelos cerca de ti. Como si fuéramos a permitir que te hicieran algo –Alice puso los ojos en blanco.
- Eso quiere decir que no va a regresar pronto – concluí con tristeza.
- Creo que Billy ha empeorado – dijo Alice y también en su voz se notaba preocupación –Pero bueno, no nos vamos a poner tristes, porque tengo millones de cosas planeadas para hacer el día de hoy.



Y mientras revoloteaba a mí alrededor, penando, vistiendo, maquillando, se puso a contarme sus planes de ir a la ciudad y recorrer las tiendas buscando los aparatos de sonido, amplificadores y demás que necesitaban los gemelos. Además de que necesitaban mucha ropa y accesorios, y después comenzó a lamentarse de las carencias que teníamos en este lugar tan apartado y pequeño. Dijo que pronto iría a Nueva York, a las tiendas decentes, por guardarropa para todos, y luego comenzó a preocuparse porque yo tampoco tuviera suficiente ropa para la semana siguiente. De repente comencé a escucharla cada vez mas lejos, Jake no regresaría pronto, y yo lo necesitaba tanto. Y el también me necesitaba a mí, su papá estaba muy grave y yo debía estar a su lado, como amiga dándole mi apoyo, pero mis papás nunca aceptarían que fuera al otro lado del país, mucho menos sola, y no quería viajar con ellos, no quería ver a Jacob cerca de mi mamá.

Parecía que la había llamado con el pensamiento, por que en ese momento entro al baño donde estaba Alice terminando de alaciarme el cabello.
- No se por qué insistes en alaciarte el cabello si tienes unos chinos tan hermosos- dijo al atravesar la puerta del baño.
- Odio los chinos mamá –luego me arrepentí del tono de voz que había empleado con ella, por qué de repente todo lo relacionado a ella me irritaba.
- Bueno, de todas formas te ves hermosa –me sonrío, pero yo no pude devolverle la sonrisa. Qué estaba pasando, yo siempre había adorado a mi mamá, siempre me había parecido la más bella, la más generosa, la mejor mamá del mundo, pero ahora todo en ella me irritaba.

Era una hermosa mujer de 19 años, edad que tenia desde hace 6 años cuando se convirtió en vampiro. Siempre seria así, hermosa y joven, pero de repente descubrí que no teníamos mucho en común. No quería compartir con ella nada de lo que pensaba, ni de lo que sentía, mi amor por Jake, lo que comenzaba a sentir por Bill, sentía que no iba a comprenderlo. Y me sentí triste.
- Bueno venia a decirte que tu papá y yo queremos hacer algo solos nosotros tres, no se… podemos ir a las montañas a cazar, o a la ciudad a comer.
- Ustedes no comen mamá –dije con sequedad.
- Ya lo se, pero podemos ir contigo, queremos hacer algo juntos mi vida, desde que estas en la escuela casi no lo hacemos.
- Alice tiene planes… - Entonces Alice nos interrumpió diciendo que por ella no había problema, y la voltee a ver con cara de pocos amigos, ella no le importo y siguió con mi cabello como si nada.
- Está bien vamos a cazar –dije resignada –tía deja el pelo ya, no creo que a los osos les importe si mi alaciado es perfecto o no.
- A los osos puede que no –me contestó indignada- pero yo nunca permitiré que salgas de esta habitación desalineada –y volteo a ver a mi mamá de arriba abajo, y después puso los ojos en blanco, dando a entender que mi mamá era un caso perdido. - Ok -dijo mi mamá- te espero afuera con tu papá que esta revisando la camioneta.

Cuando Alice terminó conmigo, bajé las escaleras y Seth estaba devorando lo poco que había en el refrigerador, me sonrió.
- Aso Nessy ¡Estas enorme! Y ¡preciosa! –soltó una carcajada- con razón Jacob esta tan desesperado por volver. –Mi papá entró a la casa en ese momento e interrumpió a Seth, yo me quede con la duda si hablaba en serio, que si deveras Jake estaba ansioso por volver.

Comenzaron a hablar de Forks, de Billy, de la manada, y no volvió a dejar que mencionara a Jacob de nuevo. Estaba terminando mi cereal, cuando Tom se acercó a nosotros, solo, lo que me pareció muy extraño, y empezó a hablarme en mi mente.
- Nessy, puedo ir con ustedes, sólo yo, ¿crees que tu papá quiera? –Eso me pareció todavía mas extraño, el nunca se separaba de Bill.
- Yo digo que si –Y voltee a ver a mi papá, él también lo miró extrañado, pero asintió con la cabeza.
- Si, puedes venir con nosotros –le sonreí- pero, ¿por qué? ¿No quieres salir con Alice? Bueno si quieres contármelo, si no, no hay problema.
- Bill es realmente insoportable cuando esta en los centros comerciales, y con lo poco que conozco a Alice, me imagino que debe ser igual o peor, entonces juntos –puso cara de terror -prefiero el suicidio.
Me comencé a reír, tenía razón, aun para mi, que era mujer y me gustaba ir de compras, seguirle el paso a Alice era agotador, para un hombre, seria como una tortura.

Así, que al ver que Tom iba con nosotros, Seth dijo que tendría que ir, sus instrucciones eran no dejarme sola, y mucho menos con los gemelos, y aunque iba con mis papás, a Jake le daría un infarto si se enteraba que él no cumplía sus ordenes. Así que nos fuimos los 5 a cazar.

0 comentarios

Publicar un comentario

Mi lista de blogs